San Valentín o el día de los enamorados es una fecha muy importante para todos los enamorados porque es un día para celebrar el amor y honrar a nuestras parejas con algo especial. Celebrar el amor siempre es una buena idea y mas aun hacerlo el día que es dedicado especialmente al amor. Es por esto que hoy queremos compartir en este blog una selección de 37 poemas de amor muy especiales para dedicar en San Valentín y sorprender a tu amor con bellas palabras. Así que sigue disfrutando de este blog y descubre poemas de amor increíbles para enamorar aun mas a tu pareja.

 

37 Poemas de amor para dedicar en San Valentín

El día de San Valentín es la fiesta del amor y celebrarlo de una manera especial es muy importante. El Día de San Valentín es una oportunidad para encender nuestra relación de amor y honrar el amor de una manera especial. Es por esta razón que hoy decidimos regalarte poemas que te ayudaran a hacerlo. Regalar poemas de amor maravillosos a tu amor es una buena idea para demostrarle todo tu amor y para agradecerle por estar en tu vida. Disfruta de esta selección de poemas de amor que hicimos para ti y comparte con tu amor los mas lindos en este día tan especial.

1. El poeta pide a su amor que le escriba (Federico García Lorca)

Amor de mis entrañas, viva muerte,

en vano espero tu palabra escrita

y pienso, con la flor que se marchita,

que si vivo sin mí quiero perderte.

 

El aire es inmortal. La piedra inerte

ni conoce la sombra ni la evita.

Corazón interior no necesita

la miel helada que la luna vierte.

 

Pero yo te sufrí. Rasgué mis venas,

tigre y paloma, sobre tu cintura

en duelo de mordiscos y azucenas.

 

Llena, pues, de palabras mi locura

o déjame vivir en mi serena

noche del alma para siempre oscura.

2. Yo pienso en ti (José Batres Motúfar)

 Yo pienso en ti, tú vives en mi mente,

sola, fija, sin tregua, a toda hora,

aunque tal vez el rostro indiferente

no deje reflejar sobre mi frente

la llama que en silencio me devora.

 

En mi lóbrega y yerta fantasía

brilla tu imagen apacible y pura,

como el rayo de la luz que el sol envía

a través de una bóveda sombría

al roto mármol de una sepultura.

 

Callado, inerte, en estupor profundo,

mi corazón se embarga y se enajena,

y allá en su centro vibra moribundo

cuando entre el vano estrépito del mundo

la melodía de su nombre suena.

 

Sin lucha, sin afán y sin lamento,

sin agitarme, en ciego frenesí,

sin proferir un sólo, un leve acento,

las largas horas de la noche cuento

y pienso en ti.

3. Corazón coraza (Mario Benedetti)

Porque te tengo y no

porque te pienso

porque la noche está de ojos abiertos

porque la noche pasa y digo amor

porque has venido a recoger tu imagen

y eres mejor que todas tus imágenes

porque eres linda desde el pie hasta el alma

porque eres buena desde el alma a mí

porque te escondes dulce en el orgullo

pequeña y dulce

corazón coraza.

 

porque eres mía

porque no eres mía

porque te miro y muero

y peor que muero

si no te miro amor

si no te miro

 

porque tú siempre existes dondequiera

pero existes mejor donde te quiero

porque tu boca es sangre

y tienes frío

tengo que amarte amor

tengo que amarte

aunque esta herida duela como dos

aunque te busque y no te encuentre

y aunque

la noche pase y yo te tenga

y no.

4. El beso (Manuel Ugarte)

A veces nuestros labios, como locas

mariposas de amor, se perseguían;

los tuyos de los míos siempre huían,

y siempre se juntaban nuestras bocas.

 

Los míos murmuraban: -¡Me provocas!

Los tuyos: -¡Me amedrentas!, respondían;

y aunque siempre a la fuga se atenían,

las veces que fugaron fueron pocas.

 

Recuerdo que, una tarde, la querella

en el jardín, llevando hasta el exceso,

quisiste huir, mas, por mi buena estrella,

 

en una rosa el faldellín fue preso,

y que, después, besé, la rosa aquella,

por haberme ayudado a darte un beso.

5. Te quiero (Luis Cernuda)

Te lo he dicho con el viento,

Jugueteando tal un animalito en la arena

O iracundo como órgano tempestuoso;

 

Te lo he dicho con el sol,

Que dora desnudos cuerpos juveniles

Y sonríe en todas las cosas inocentes;

 

Te lo he dicho con las nubes,

Frentes melancólicas que sostienen el cielo,

Tristezas fugitivas;

 

Te lo he dicho con las plantas,

Leves criaturas transparentes

Que se cubren de rubor repentino;

 

Te lo he dicho con el agua,

Vida luminosa que vela un fondo de sombra;

 

Te lo he dicho con el miedo,

Te lo he dicho con la alegría,

Con el hastío, con las terribles palabras.

 

Pero así no me basta:

Más allá de la vida

Quiero decírtelo con la muerte;

Más allá del amor

Quiero decírtelo con el olvido.

6. Sentir

Sentir,

sentir que tu mano es mi caricia,

sentir que tu sueño es mi deseo,

sentir que tu mirada es mi descanso,

sentir que tu nombre es mi canción,

sentir que tu boca es mi refugio,

sentir que tu alma es mi regalo.

Sentir que existes…

sentir que vivo para amarte.

7. Tu nombre (Jaime Sabines)

 

 

Trato de escribir en la oscuridad tu nombre.

Trato de escribir que te amo.

Trato de decir a oscuras todo esto.

No quiero que nadie se entere,

que nadie me mire a las tres de la mañana

paseando de un lado a otro de la estancia,

loco, lleno de ti, enamorado.

Iluminado, ciego, lleno de ti, derramándote.

Digo tu nombre con todo el silencio de la noche,

lo grita mi corazón amordazado.

Repito tu nombre, vuelvo a decirlo,

lo digo incansablemente,

y estoy seguro que habrá de amanecer.

8. Amor mío

Te contaré deseos en tus labios,

el placer será mi arma para soñar,

recorreré tu alma

y secuestraré tu amor.

No habrá rescate:

sólo la pasión.

9. Poema XV (Pablo Neruda)

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,

y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.

Parece que los ojos se te hubieran volado

y parece que un beso te cerrara la boca.

 

Como todas las cosas están llenas de mi alma

emerges de las cosas, llena del alma mía.

Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,

y te pareces a la palabra melancolía.

 

Me gustas cuando callas y estás como distante.

Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.

Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:

déjame que me calle con el silencio tuyo.

 

Déjame que te hable también con tu silencio

claro como una lámpara, simple como un anillo.

Eres como la noche, callada y constelada.

Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

 

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.

Distante y dolorosa como si hubieras muerto.

Una palabra entonces, una sonrisa bastan.

Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

10. Te amo más y más

Acostado aquí en la oscuridad

No se que hacer.

Lo único en lo que puedo pensar

es estar contigo

 

Nunca supe que la gente pudiera tener este sentimiento.

La primera vez que te vi,

eras como un ángel.

Era como si fuera alguien nuevo.

 

Eres increíble

en todos los sentidos.

Pienso en ti constantemente

Todos y cada día.

 

Cuando amas a alguien,

Harás cualquier cosa.

Esto es verdad,

porque cruzaría el océano por ti.

 

haría lo que fuese

Tú querías que lo hiciera.

Ve alrededor del mundo

solo para decirte que te amo

 

Cambiaste la forma en que veo la vida.

Me di cuenta de que tengo algo por lo que vivir.

Todos los días me levanto,

Te amo más y más.

 

Así que recuerda,

que esto es verdad

Eres lo primero en lo que pienso cuando me despierto

Entonces pienso: “Soy la chica más afortunada de tener un chico como tú”.

11. Dos cuerpos (Octavio Paz)

 

Dos cuerpos frente a frente

son a veces dos olas

y la noche es océano.

 

Dos cuerpos frente a frente

son a veces dos piedras

y la noche desierto.

Dos cuerpos frente a frente

son a veces raíces

en la noche enlazadas.

 

Dos cuerpos frente a frente

son a veces navajas

y la noche relámpago.

 

Dos cuerpos frente a frente

son dos astros que caen

en un cielo vacío.

12. El enamorado (Jorge Luis Borges)

Lunas, marfiles, instrumentos, rosas,

lámparas y la línea de Durero,

las nueve cifras y el cambiante cero,

debo fingir que existen esas cosas.

 

Debo fingir que en el pasado fueron

Persépolis y Roma y que una arena

sutil midió la suerte de la almena

que los siglos de hierro deshicieron.

 

Debo fingir las armas y la pira

de la epopeya y los pesados mares

que roen de la tierra los pilares.

 

Debo fingir que hay otros. Es mentira.

Sólo tú eres. Tú, mi desventura

y mi ventura, inagotable y pura.

13. Amor constante más allá de la muerte (Francisco de Quevedo)

Cerrar podrá mis ojos la postrera

Sombra que me llevare el blanco día,

Y podrá desatar esta alma mía

Hora, a su afán ansioso lisonjera;

 

Mas no de esotra parte en la ribera

Dejará la memoria, en donde ardía:

Nadar sabe mi llama el agua fría,

Y perder el respeto a ley severa.

 

Alma, a quien todo un Dios prisión ha sido,

Venas, que humor a tanto fuego han dado,

Médulas, que han gloriosamente ardido,

 

Su cuerpo dejará, no su cuidado;

Serán ceniza, mas tendrá sentido;

Polvo serán, mas polvo enamorado.

14. Te quiero

Te amo durante todo febrero,

¡No solo en el día de San Valentín!

Te aprecio cuando flores de primavera

Aparece a mediados de mayo.

 

Te adoro en el verano,

¡Cuando el aire se llena de calor!

Sin ti en mi vida cada dia

No estaría completo .

 

Te atesoro en otoño,

¡Cuando las hojas se vuelven doradas!

Te amé cuando eras más joven

Te amaré cuando seas mayor.

 

Te aprecio en el invierno,

¡Cuando llegan los días más fríos!

Te amo, te amo todo el tiempo,

Cada minuto del año.

 

Así que te daré este San Valentín

¡Pero quiero hacértelo saber!

No es solo hoy, sino siempre

Que te amaré tanto.

15. El amor es suficiente (William Morris)

El amor es suficiente: aunque el mundo esté menguando,

Y los bosques no tienen más voz que la voz de la queja

Aunque el cielo sea demasiado oscuro para que los ojos oscuros lo descubran

Las copas de oro y las hermosas margaritas que florecen debajo,

Aunque las colinas sean sombras y el mar una maravilla oscura

Y este día echa un velo sobre todos los hechos pasados,

Sin embargo, sus manos no temblarán, sus pies no vacilarán;

El vacío no se cansará, el miedo no se alterará

Estos labios y estos ojos del amado y del amante.

16. Cuando eres viejo (William Butler Yeats)

Cuando seas viejo y gris y estés dormido,

Y asintiendo con la cabeza junto al fuego, toma este libro

Y lee lentamente y sueña con la mirada suave

Tus ojos tuvieron una vez, y de sus sombras profundas;

Cuántos amaron tus momentos de gozosa gracia,

Y amé tu belleza con amor falso o verdadero,

Pero un hombre amó el alma peregrina que hay en ti,

Y amó los dolores de tu rostro cambiante;

Y agachándose junto a las barras brillantes,

Murmullo, un poco triste, como el amor huyó

Y paseaba por las montañas en lo alto

Y escondió su rostro en medio de una multitud de estrellas.

17. Anoche (Faiz Ahmed Faiz)

Anoche, tu recuerdo se metió en mi corazón

como la primavera arrasa sin ser invitada en jardines estériles,

como la brisa de la mañana revitaliza los desiertos dormidos,

cuando un paciente se siente mejor de repente, sin razón aparente …

18. Amo, amas… (Rubén Darío)

Amar, amar, amar, amar siempre, con todo

el ser y con la tierra y con el cielo,

con lo claro del sol y lo oscuro del lodo:

amar por toda ciencia y amar por todo anhelo.

Y cuando la montaña de la vida

nos sea dura y larga y alta y llena de abismos,

amar la inmensidad que es de amor encendida

¡y arder en la fusión de nuestros pechos mismos!

19. Néctar de amor

Como el néctar llena la flor,

dando sustento a la abeja,

te necesito cada hora,

para darme tu amor.

20. Amor verdadero

Cuando no puedo

decirlo con palabras,

mírame a los ojos y

encontrarás un amor verdadero

infinito que no puedo vocalizar.

21. Siempre te amare

Mi amor es una promesa,

un vínculo inquebrantable.

Siempre te amaré,

aquí y más allá.

22. El tiempo

Si el tiempo pudiera suavizar

su implacable marcha

cuando estamos juntos

y acelerar su lento paso

cuando estamos separados,

podría pasar una eternidad

en tus brazos,

para saborear el amor

eterno en mi corazón.

23. Amor mío

Mi alegría es completa

cuando estoy contigo.

Nuestro tiempo es dulce

y nuestro amor es Verdadero.

24. Mi brújula

Mi brújula apunta hacia ti

y todos los caminos

conducen a casa.

Siempre te encuentro esperando,

no importa por dónde vaya.

25. Amor inmortal

Tu sonrisa nunca deja de emocionarme.

Tu toque me deja sin aliento.

Hablas, y yo me alejo de este mundo,

a un lugar donde el amor es inmortal.

26. Amor eterno

Para conquistarte,

lo di todo.

Lo vales todo.

Nuestro trofeo

es el amor,

para atesorar por siempre,

y su símbolo es este anillo.

27. Mi amor por ti

Mi amor por ti

es un intenso anhelo.

Nadie ha amado así antes.

Y te amaré profundamente,

de verdad, ahora

y para siempre.

28. Tu amor riega mi alma

Tu amor riega mi alma,

alimenta mi ser,

me mantiene vivo.

Tu devoción es mi esencia misma,

lo que me permite prosperar.

29. Palabras de amor

Tus manos me sostuvieron,

acariciaron mi cabello,

me tocaron suavemente,

demostraron tu cariño.

Tus labios me besaron,

rozaron mi mejilla,

saborearon mis lágrimas,

me debilitaron.

30. Vivo solo por ti

Vivo solo para ti.

Tus labios solo caben en los míos.

Necesito tu amor exclusivamente.

Tu amor incomparable es divino.

31. Obra maestra

Nuestro amor es una interpretación familiar,

notas tocadas suavemente,

un renacimiento de la paz.

A veces es una sinfonía estruendosa,

tocada con pasión,

una obra maestra alegre.

32. Placeres de la vida

Nuestro futuro

es un regalo para abrir,

lleno de tesoros inimaginables.

Es un libro para leer,

rebosante de todos

los placeres de la vida.

33. Si fuera un pájaro

Si fuera un pájaro,

un petirrojo o un arrendajo,

volaría a tu casa

y te daría una serenata

todo el día.

34. Cuando las estrellas brillen

Cuando las estrellas brillen

y la luna brille,

Nuestro río de amor

pronto fluirá.

35Tu amor es magia

Tu amor es magia,

un hechizo, un hechizo.

Pero nunca sabré

cuánto me amas.

36. Eres una llama

Eres una fuerza que llama,

un alma magnética.

No puedo apartarme

porque me sanas.

Susurras amor suave

con labios que te llaman.

Y no puedo vivir sin ti

ni por un segundo.

37. Sabias que estabas allí

Sabía que estabas allí,

pero no sabía tu nombre.

Te llamé, pero nunca viniste.

Sabía que eras tú,

pero no conocía tu cara.

Entonces mi alma te reconoció;

nuestras almas se han abrazado.

Espero que te hayan gustado los poemas de amor que te regalamos aquí …

Categorías: Amor